Todo sobre el nuevo y polémico sistema de suscripción de Adobe

¿Estabas pensando comprarte alguno de los productos de Adobe? Puede que llegues un poco tarde si lo que querías era conseguir tu propia copia de Photoshop, por ejemplo. Al menos ya no podrás hacerlo de la manera tradicional. Y esto se debe a la introducción del nuevo sistema de suscripción creado por Adobe, un sistema que requiere que te suscribas a la Nube de Adobe (Adobe Creative Cloud), obviamente pagando una cuota mensual.

Una suscripción al paquete completo de Adobe, incluyendo Illustrator, InDesign, Premier y After Effects, y 20GB de espacio de almacenamiento en la nube, tiene un coste de alrededor de 50 euros al mes, unos 600 euros al año. Para los que no necesiten tanto, Adobe también ha presentado un plan de suscripción especial para fotógrafos, que únicamente da acceso a Photoshop y Lightroom, junto con 2GB de almacenamiento en la nube, por 10 euros al mes, unos 120 euros al año. Existe también la posibilidad de acceder a un plan especial para quienes ya tengan una licencia CS, que podrán suscribirse al paquete completo por 30 euros mensuales durante el primer año, si lo hacen antes de finales de mayo de 2015.

Este sistema fue creado ya en 2012, pero solo como una opción, ya que todavía era posible comprar licencias perpetuas. Sin embargo, y solo unos meses después de su estreno, el sistema de suscripción se ha convertido en la única alternativa para poder utilizar las últimas versiones del software de Adobe. Desde entonces, los foros de fotografía se han llenado de protestas y quejas, y lo cierto es que no faltan razones para ello.

No obstante, lo cierto es que este nuevo sistema tiene algunas ventajas respecto a las licencias perpetuas a las que estábamos acostumbrados. En primer lugar, con una suscripción al paquete para fotógrafos (Photoshop CC y Lightroom) los usuarios pagarían 120$ al año, frente a los 600$ por los que se ofrecía la versión perpetua. Start-ups, trabajadores freelance o en general, aquellos que no estén preparados para hacer una gran inversión desde el principio, definitivamente encontrarán este sistema interesante.

Además, los usuarios de cualquiera de las suscripciones a Adobe no tendrán que volver a actualizar su software. Mientras estés conectado a la Nube, todos los programas se actualizarán automáticamente. No obstante, las desventajas de este sistema no han pasado desapercibidas para muchos de los usuarios. Y es que incluso algunas de las ventajas tienen su parte negativa asociada, ya que, por ejemplo, las actualizaciones automáticas harán perder control a los usuarios sobre la versión que quieren utilizar, quedando obligados a operar siempre con la última disponible.

Además, tener Photoshop vinculado a la Nube puede que tenga ventajas, pero muchos fotógrafos ya han expresado su preocupación de este sistema en términos de privacidad y seguridad. La propiedad de las imágenes se convierte en un problema cuando se trata de un sistema como este, ya que Adobe podría acceder e incluso hacer uso del contenido guardado en la Nube, incluso sin autorización previa de los autores de esas imágenes.

Es verdad que, de acuerdo a los Términos y Condiciones actuales, estos archivos guardados en la Nube deberían estar protegidos, pero también es verdad que los mismos siempre estarán sujetos a cambios, y mayormente, no protegen los archivos guardados en la Nube de posibles filtraciones y ataques. Medios de comunicación, y organizaciones similares para quienes la exclusividad es fundamental, tendrán que pensárselo dos veces antes de subir su contenido a este sistema.

Al igual que pasa con los Términos y Condiciones del servicio, los precios del mismo también son susceptibles a cambios. Adobe reivindica que ha reducido el precio total de sus productos, pero esto es verdad solo si lo consideramos en el corto plazo. De hecho, aquellos que estaban actualizando su Photoshop cada dos o tres años pagarán menos con este sistema, pero los costes totales para los usuarios que no estaban pensando en cambiar su software tan a menudo serán más altos, especialmente para aquellos que quieran aprovechar todo el potencial del servicio. Los usuarios que paguen el paquete entero de Adobe tendrán 20GB de almacenamiento en la Nube, pero aquellos que solo paguen el paquete de fotografía verán reducida esa capacidad de almacenamiento hasta los 2GB, teniendo que pagar para utilizar más espacio.

Además, este sistema implica que los usuarios solo tendrán acceso y podrán modificar sus proyectos de Adobe mientras sigan pagando por su plan, ya que su software dejará de estar activo una vez que cancelen la suscripción, sin importar cuanto tiempo han estado pagando por ella. Así, Adobe ha conseguido crear un sistema más rentable para ellos, pero mucho menos atractivo para un gran número de sus clientes. Muchos de los antiguos usuarios ya están buscando alternativas a los programas de Adobe que no estén conectadas a un sistema de suscripción. Si eres uno de ellos, haz clic aquí para ver último post sobre alternativas interesantes a Photoshop. Porque, sin lugar a dudas, hay vida después de Adobe, y lo cierto es que existe un gran número de opciones. Haz clic aquí para descubrir las alternativas más interesantes que hemos encontrado.

References

Si quieres conocer más opiniones acerca del sistema de suscripción de Adobe, puedes echarle un vistazo a los siguientes links:

 

End

This post is also available in: Inglés, Holandés, Francés, Alemán

0 Comentarios

Contesta

Your email address will not be published.

©2018 TresBizz BV - Netherlands

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?